fbpx

Salesiano cooperador recibe Cruz del Apóstol Santiago

Celebración que dio nuevamente la bienvenida al nuevo Obispo Auxiliar de Santiago, Mons. Alberto Lorenzelli, logró congregar a cientos de fieles este 25 de julio en la Catedral Metropolitana. Una instancia que honra al santo patrono de la ciudad capital, en la cual se reconoció a quienes son testimonio de fe con la Cruz del Apóstol Santiago, entre los que este año se encuentra Ramón Orellana Saavedra, destacado salesiano cooperador.

La actividad fue presidida por el Mons. Celestino Aós, actual Administrador Apostólico, quien hizo un llamado al perdón, señalando que “Reconozcámonos, pues, pecadores y perdonémonos los unos a los otros desde lo más profundo de nuestro corazón en el día que celebramos al Apóstol San Pablo, patrono de la Arquidiócesis de nuestra ciudad”, que además conmemoró sus 458 años de existencia.

Laicos, sacerdotes y consagrados reunidos, entre los que se encontraban representantes de la presencias de la Congregación Salesiana, como el P. José Toledo, Ecónomo Inspectorial; P. David Albornoz, Vicario; P. Claudio Cartes, Delegado de la Pastoral Juvenil; y el P. Carlo Lira, Superior Provincial de la Inspectoría Salesiana de Chile.

“Como siempre, celebramos al patrono de esta iglesia local, pero este año también se presentaba Alberto Lorenzelli como nuevo Obispo Auxiliar, que si bien jurídicamente ya no pertenece a la congregación, nosotros espiritualmente lo sentimos un hermano y lo acompañaremos en su ministerio como pastor,” expresó el P. Lira.

Fue en el cierre de la liturgia donde los feligreses pudieron escuchar al Mons. Lorenzelli, quien participó elevando una plegaria que buscaba la “reconciliación”, reforzando su llamada del pasado domingo 24 de julio, que llamó a la comunidad abrir sus corazones para entender el mensaje de Jesús.

Condecoración a una vida dedicada al evangelio

 

Como es tradición en esta festividad, se destacó a quienes se han transformado en testimonios de fe, condición por la cual fueron elegidas 14 personas para recibir la Cruz del Apóstol Santiago, entre ellas, Ramón Orellana Saavedra, miembro de la familia salesiana.

A la edad de 4 años realizaría su primer servicio a la Iglesia, como monaguillo en el Hogar María Inmaculada de Santiago. Salesiano Cooperador hace 20 años en el Santuario María Auxiliadora, ministro extraordinario, participante del grupo “Encuentro de Papás en el Espíritu” (EPE) de Salesianos Alameda y desde el 2014 junto a su esposa es catequista de novios, ayudando a más de 80 matrimonios de distintas parroquias y nacionalidades.

“Para mí, este es un reconocimiento a los laicos de nuestra congregación. Agradezco a los grupos que me acompañaron, quienes representan el compromiso mayor que asumo hoy con esta medalla, que significa que tengo que seguir esforzándome y entregándome a la Iglesia, a la cual quiero mucho y por la que seguiré trabajando”, destacó Ramón.

Un reconocimiento que estuvo en sintonía con el Evangelio proclamado en la Eucaristía de San Mateo: “el que quiera ser grande, que se haga servidor de ustedes; y el que quiera ser primero, que se haga su esclavo. Como el hijo del hombre, que no vino a ser servido, sino para servir y dar su vida en rescate por una multitud”.

Testimonios de fe que también destacó el Provincial de la Inspectoría Salesiana de Chile, quien espera que “las heridas, desazón y desconfianza que todavía están en el corazón de muchos hermanos, se puedan subsanar con el testimonio silencioso, pero real, de muchos hermanos que se mantienen fieles y que tratan de demostrar en el cotidiano su amor por Jesucristo y por la humanidad”.

FUENTE: Comunicaciones Salesianos Chile